Implantes

Elevación del seno maxilar

¿Qué son los senos maxilares?

Los senos maxilares son cavidades que se encuentran en el maxilar superior, en ambos lados de la cara y cerca de la nariz, justo por debajo de la órbita de los ojos. Estas cavidades que comunican con la nariz, tienen la capacidad de crear mucosidad. Su función es humidificar el aire que entra y permitir un buen drenaje, evitando la adherencia de polvo o microbios que podrían ser perjudiciales para el organismo si encontrasen una vía de entrada fácil hacia el pulmón. Por otra parte, también tiene su importancia a la hora de hablar, estando relacionada con algunos sonidos específicos.

¿En qué consiste la elevación del seno maxilar?

La localización de los senos maxilares, en el hueso maxilar, hace que haya una relación muy cercana entre éstos y las raíces de los dientes superiores. La ausencia de dientes durante un periodo de tiempo determinado llevará al descenso del seno maxilar, lo que imposibilita la colocación de implantes dentales en pacientes con estas características.

Como el descenso de los senos maxilares imposibilita la inserción de implantes de la forma habitual, hay que elevarlos para permitir realizar correctamente el tratamiento.

¿Es un proceso complejo?

La elevación de los senos maxilares es un proceso bastante complejo, en el que el cirujano experto en implantología debe despegar la membrana y realizar un injerto, ya sea natural o proveniente del mismo paciente.

Aproximadamente 9 meses después de finalizada la cirugía de elevación de senos, el material del injerto se ha reabsorbido completamente y el hueso está, en ese momento, en condiciones para colocar los implantes y dar continuidad al tratamiento.

¿Qué personas necesitan la elevación del seno maxilar?

Esta técnica no es necesaria en todos los casos previos a la colocación de implantes. El injerto, al aumentar el tamaño del hueso, permite colocar los implantes que de otro modo no sería posible.

¿Duele?

La técnica en sí no es muy dolorosa y se realiza con todos los cuidados necesarios para minimizar las molestias.

Sin embargo, hay que contar con el posoperatorio, que conlleva unos días de inflamación. Las molestias causadas por la inflamación van a durar entre una semana y 10 días y serán más llevaderas si se cumplen con las recomendaciones dadas por el cirujano.

Entre las recomendaciones más generales, está la aplicación de hielo en la zona en las siguientes 2 horas, siempre con cuidado para evitar quemaduras. Al iniciar la alimentación, es aconsejable empezar a consumir alimentos blandos y fríos.

Posibles complicaciones

Aunque no se trate de algo muy frecuente, una de las complicaciones que puede surgir con la elevación del seno maxilar es la sinusitis maxilar.

Sucede cuando hay una inflamación y obstrucción en la zona, provocando sensación de congestión nasal.

Esta complicación puede surgir pasados cuatro días de la intervención, sintiendo el paciente un mal sabor de boca y dolor. Además, verá que la inflamación no termina de disminuir o remitir completamente. También puede empezar a supurar. En cualquier caso, con los primeros síntomas, es esencial llamar o acudir al cirujano.

Artículos más leídos

Implantes
Contacto
Lunes a Viernes 10:00h a 13:30h y 15:00h a 19:30h

Plaza España 4  · 46210 Picanya
1h parking gratis

What can we do for you?

1ST FREE VISIT AND BUDGET WITHOUT OBLIGATION
WE ARE IN MADRID
What treatment are you interested in?
Don't you like the forms? Call us at 91 768 18 12

At Ferrus & Bratos we comply with the EU GDPR so your data is safe. In addition, you must accept our privacy policy by submitting a form:

atencion al paciente

Can we help you ?

call us

We are in Picanya